Todo lo que debes saber sobre el tarot Rider Waite

Muchas son las personas que recurren al tarot para conocer todo lo que les va a deparar el futuro y entender mejor todo aquello que les está aconteciendo en el presente. Las cartas del tarot, en manos de auténticas videntes, son útiles herramientas para poner algo de luz a las dudas comunes que las personas tienen sobre los acontecimientos que están por venir.



Hay diversos tipos de barajas del tarot. Cada una de ellas cuenta con unas características específicas, pero todas muestran aquello que está oculto a los ojos de la mayoría de los mortales. Entre esas barajas se encuentra el tarot de Rider Waite.

Qué es el tarot Rider Waite

Este tarot es una de las barajas más populares en los países anglosajones, ya que en los latinos aún sigue predominando el uso del tarot de Marsella. Es muy popular entre las personas que deciden comenzar en la lectura del tarot, ya que su interpretación es bastante intuitiva.

Su origen se remonta a principios del siglo XX, cuando Arthur Edward Waite, famoso ocultista de la época, diseñó este reconocido tarot. Arthur fue una persona que dedicó su vida al mundo de las ciencias ocultas y llegó a escribir varios textos especializados en los diversos métodos de adivinación. Aunque no fue hasta la creación de esta baraja de tarot en 1910 que alcanzó su fama. Desde entonces se ha convertido en una baraja realmente popular, hasta el punto de que el grupo de música Led Zeppelin utilizó su carta del ermitaño como portada de uno de sus discos.

Para la creación de dicha baraja, encargó a la pintora estadounidense Pamela Coleman Smith el diseño de sus naipes, basados en un estilo sencillo y fresco que se alejase de lo que habían sido hasta ese momento las ciencias ocultas. Estas cartas fueron impresas con la ayuda del editor Rider, de ahí que el nombre de dicho tarot esté compuesto tanto por el nombre del creador como del impresor.

Para qué se utiliza el tarot Rider Waite

Esta baraja está compuesta por un total de 78 cartas, con 22 Arcanos Mayores y 56 Arcanos Menores. Aunque su número coincide con el resto de barajas de este tipo, su diseño es completamente diferente, haciendo más fácil su interpretación. Está cargada de simbología, cuyo objetivo es desvelar el futuro y dar las claves de cómo actuar en cada situación. Además, es una importante herramienta para alcanzar el autoconocimiento.

Las tiradas que se realizan con este tarot son realmente variadas y no hay un consenso sobre cuál es la opción más recomendada. Sea cual sea el método utilizado, este es un breve resumen de los principales significados de sus Arcanos Mayores:

– El loco: representa principalmente los valores de extravagancia, impulsividad, inmadurez, pasión e intuición.
– El mago: representa principalmente la originalidad y creatividad, además de la confianza en sí mismo y la fuerza de voluntad.
– La sacerdotisa: representa principalmente la cordura, el sentido práctico y el equilibrio en el juicio.
– El sacerdote: representa principalmente la incapacidad de adaptación y la fijación a ideas antiguas.
– La emperatriz: representa principalmente la evolución, la plenitud y la riqueza material.
– El emperador: representa principalmente la seguridad, la estabilidad y el dominio de la razón sobre las emociones.
– Los enamorados: puede significar el inicio de un amor o de una relación importante.
– El carro: puede significar adversidades, un nuevo viaje o huída de la realidad.
– La fuerza: representa principalmente la fortaleza, determinación, energía y confianza.
– El ermitaño: su significado principal se centra en la sabiduría, la discreción y la prudencia.
– La rueda de la fortuna: será positivo o negativo en base a las cartas cercanas.
– La justicia: su significado principal es el equilibrio y el punto justo en cualquier situación.
– El ahorcado: representa principalmente el cambio de ideas, la renuncia y la transición.
– La muerte: su significado principal es el cambio inesperado, la pérdida o el fin de una fase.
– La templanza: su significado principal es la paciencia y la moderación.
– El diablo: representa principalmente el fracaso inesperado o la falta de éxitos.
– La casa de dios: su significado principal es el derrumbamiento de antiguas ideas o cambio de opinión.
– La estrella: representa principalmente posibilidades prometedores y recogida del fruto del esfuerzo.
– La luna: representa principalmente la mentira, la falta de sinceridad y los enemigos desconocidos.
– El sol: su significado principal hace referencia a los buenos auspicios, el éxito y la realización.
– El juicio: representa principalmente la necesidad de arrepentirse y de saber perdonar.
– El mundo: una carta realmente positiva que significa plenitud y éxito de las acciones.

El tarot Rider Waite, un poderoso sistema meditativo y adivinatorio para aquellos en busca de respuestas.

Comparte o imprime este artículo!Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPrint this page